Comprometidos con la calidad


¿Qué es calidad?

En la norma ISO se define la calidad como el conjunto de propiedades y características de un producto o servicio que le confiere su aptitud para satisfacer unas necesidades expresadas o implícitas.

La calidad implica todas aquellas características de un producto que el usuario reconoce que le benefician.

En la práctica, hay dos tipos de calidad:

  • Calidad externa, que corresponde a la satisfacción de los clientes. Lo que se persigue con la calidad externa es proporcionar productos o servicios que satisfagan las expectativas del cliente para establecer lealtad con el cliente y de ese modo mejorar el posicionamiento en el mercado. Este tipo de procedimientos requiere escuchar a los clientes e identificar las necesidades implícitas que los clientes no expresan.
  • Calidad interna, que corresponde a la mejora de la operativa interna de una
    empresa. El propósito es implementar los medios para permitir la mejor descripción posible de la organización y detectar y limitar los funcionamientos incorrectos.

 

¿Qué es control de calidad?

Se denomina control de calidad al conjunto de técnicas y procedimientos de que se sirve la dirección para orientar, supervisar y controlar todas las etapas mencionadas hasta la obtención de un producto de la calidad deseada.

El control de calidad está compuesto por las herramientas, conocimientos prácticos o técnicas por medio de la cuales se desarrollan algunas o todas las funciones de calidad.

Todos los miembros de una empresa son responsables del control de calidad. Sea cual sea el trabajo que desarrolle una persona o una máquina, quien realiza el trabajo o maneja la máquina es quien con mayor eficacia puede controlar la calidad o informar de la imposibilidad de alcanzar la calidad deseada para que se adopten medidas correctoras.

 

¿Qué es aseguramiento de la calidad?

El aseguramiento de la calidad o garantía de calidad es, según la Norma ISO, el conjunto de acciones planificadas y sistemáticas necesarias para proporcionar la confianza adecuada de que un producto o servicio satisfará los requerimientos dados sobre calidad.

El aseguramiento de la calidad nace como una evolución del control de calidad, que resultaba limitado y poco eficaz para prevenir la aparición de defectos. Para ello, se hizo necesario crear sistemas de calidad que incorporasen la prevención y que sirvieran para anticipar los errores antes de que estos se produjeran. Un sistema de calidad se centra en garantizar que lo que ofrece una organización cumple con las especificaciones establecidas previamente por la empresa y el cliente, asegurando una calidad continua a lo largo del tiempo.

 

Nuestro compromiso con la calidad

MANUEL ROMEU, S.L. tiene implantado un sistema de calidad que comprende desde el diseño, compras, comercialización, hasta la planificación, gestión de los recursos humanos, mantenimiento, control de calidad y la supervisión.

Nuestra empresa propone un enfoque de la gestión de la calidad basada en un sistema que identifique qué procesos tienen lugar en nuestra organización, y cómo se relacionan entre sí, para a continuación, definir cómo deben llevarse a cabo estos procesos (los procedimientos de trabajo) para alcanzar unos determinados objetivos, centrados todos ellos en la satisfacción del cliente.

Esto nos ayuda a posicionar a la empresa en una línea de trabajo de mejora continua, obteniendo una clara ventaja comparativa respecto a nuestros competidores.

Nosotros, como empresa, ponemos el énfasis en los productos, desde su diseño hasta el momento de envío al cliente, y concentramos nuestros esfuerzos en la definición de procesos y actividades que permitan la obtención de productos conforme a unas especificaciones.

Nuestros objetivos son:

  • Que no puedan llegar al cliente productos o servicios defectuosos
  • Evitar que los errores se produzcan de forma repetitiva
  • Satisfacción del cliente
  • Mejora continua y competitiva