Lavado de gases


Una de las grandes problemáticas existentes en las empresas es la emanación de gases nocivos y tóxicos a la atmósfera derivados de sus procesos productivos, que necesitan ser tratados y eliminados para cumplir con la normativa medioambiental vigente.

Los gases emitidos pueden ser tratados de diversas formas dependiendo de la finalidad deseada, ya sea su eliminación, neutralizado o recuperación.

Nuestra empresa ofrece, dependiendo de la finalidad requerida, equipos de absorción ( torres de lavado ) o adsorción ( filtros de carbón activo ).

TORRES DE LAVADO

El principio físico-químico se basa en la dilución y posterior absorción del gas a tratar en un medio líquido, normalmente agua, tanto en flujo a contracorriente como a corriente cruzada, el cual pasa a través de los elementos de relleno , los cuales lo exponen a una gran superficie de contacto.

Disponemos de los siguientes procesos:

Relleno de anillos

Contacto turbulento

Packing ordenado

Aplicaciones:

  • Eliminación de olores
    Por vía química, en una o varias etapas de lavado, con flujo a contracorriente, y posibilidad de adición de reactivos químicos
  • Stripping de NH3
    Recuperación del NH3 en disolución acuosa a contracorriente de aire por desorción del líquido de lavado
  • Oxidación y neutralizado de gases tóxicos ( H2S , CL2 , etc )
    Proceso de neutralizado en una o varias etapas , de gases tóxicos, por adición de reactivos adecuados a las características del flujo de gas a tratar. Los reactivos más frecuentes suelen ser acido sulfúrico, hidróxido sódico, hipoclorito sódico y permanganato potásico.

Para pequeños caudales, disponemos de torres de lavado que se instalan a pie de los depósitos de almacenaje de producto químico para eliminar los olores que se producen en el llenado de los mismos, con posibilidad de recuperación del líquido de lavado al mismo depósito, obteniendo un vertido cero.

FILTROS DE CARBON ACTIVO

La adsorción es un proceso por el cual un sólido, en este caso el carbón activo, retiene moléculas gaseosas en los poros de su estructura.

El carbón activo posee una gran superficie específica y dependiendo de sus variantes se utiliza para absorber distintos tipos de contaminantes, desde COV´s , gases procedentes de Edars, gases ácidos, tóxicos, etc, con baja pérdida de carga y alta eficiencia.

Los equipos de carbón son fabricados en materiales plásticos, resistentes a la corrosión, fáciles de instalar, con un bajo coste de mantenimiento y muy efectivos para el control de olores no deseados.

Disponemos de equipos de reducido tamaño para bajos caudales, con paneles intercambiables de fácil sustitución.